Noticias

  • El Ayuntamiento, ante los problemas de seguridad que el estado de la vivienda pudiera ocasionar a la ciudadanía, inicio un expediente administrativo solicitando el aseguramiento del edificio. Los propietarios decidieron que lo ideal era derribar la vivienda.

El pasado 11 de febrero se iniciaron las obras de derribo de la vivienda número 11 de la calle San Prudencio. El personal trabaja ya en la retirada de escombros para dejar la zona limpia y segura.

Debido a un incendio en el edificio el día 5 de febrero, la vivienda se encontraba en muy mal estado. Hace unos años también sufrió otro incendio.

El Ayuntamiento, ante los problemas de seguridad que esta situación pudiera ocasionar a la ciudadanía, inicio un expediente administrativo solicitando el aseguramiento del edificio. Los propietarios decidieron que lo ideal era derribar la vivienda.

San Prudentzio 11