Noticias

El alcalde de Lazkao, Kepa Zubiarrain, ha hablado sobre la situación provocada por el Coronavirus y sobre las medidas adoptadas desde el Ayuntamiento.

En la actualidad hay 2 ciudadanos infectados en el municipio. Recalca que la situación está controlada, pero que tenemos que seguir en casa para evitar la propagación del virus. La prioridad, es sin duda, la salud de las y los lazkaotarras y en ese camino el Consistorio ha adoptado diversas medidas. Por encima de todas ellas, ha puesto el foco en el "compromiso y la solidaridad" de la ciudadanía y ha agradecido el "comportamiento responsable" de todos los lazkaotarras.

 Martxoak 16 de marzo 21

¿Cómo trabajan en el Ayuntamiento?

Desde el Consistorio, todos los partidos políticos y trabajadores estamos trabajando conjuntamente, junto con el resto de instituciones, para frenar la pandemia y garantizar el bienestar de la ciudadanía. Desde un primer momento, el Ayuntamiento de Lazkao creó la Mesa de Prevención y Seguimiento para llevar a cabo la gestión de la epidemia del Coronavirus, analizando la evolución de la pandemia a nivel local y territorial y gestionando las medidas oportunas. Esta comisión especial se mantendrá mientras dure el estado de alarma.

Han tomado medidas continuamente y de diversa índole.

Sí, así es. La situación era desconocida para todas las administraciones, no sabíamos con qué fuerza avanzaría el virus. En coordinación con el resto de instituciones, respondiendo a los análisis científicos y necesidades del momento, hemos ido adoptando las medidas pertinentes. Siguiendo con el cese de los edificios públicos y de todas las actividades implantadas desde el principio, en consonancia con la evolución de la situación, se han adoptado otras medidas orientadas a la protección de la ciudadanía: se ha reforzado la limpieza y la desinfección de calles y elementos públicos, especialmente en las zonas de mayor afluencia de personas; y se está prestando asistencia domiciliaria a personas aisladas por confinamiento o medidas de cuarentena y se está realizando un seguimiento telefónico a las personas que se encuentran en los grupos de riesgo. También hemos adaptado la recogida de residuos en colaboración con la mancomunidad Sasieta y, por supuesto, también hemos cumplido las medidas impuestas desde el Gobierno Vasco.

Habéis formado un servicio de apoyo a las personas más vulnerables confinadas en los domicilios. ¿Como está funcionando?

En la fase actual o posterior a la pandemia hay personas vulnerables que, por motivos de salud, edad u otros no pueden o no deben salir de casa. El objetivo es dar respuesta a los servicios básicos imprescindibles en la vida cotidiana de las personas mayores de 70 años y/o dependientes que viven en Lazkao, especialmente aquellas que viven solas o carecen de apoyo familiar. Necesidades especiales como la adquisición de suministros imprescindibles como alimentos, productos de higiene y limpieza y otros, o la recepción de medicamentos prescritos en la Tarjeta Individual Sanitaria. Para ello hemos llamado desde el Ayuntamiento a las personas mayores de 70 años o en situación de exclusión. En total estamos prestando unos 15 servicios, sobre todo para llevar la compra y/o medicamentos.

En relación con esto, quiero agradecer toda la disponibilidad que han tenido los comercios de la localidad. Estos días el comercio está haciendo un gran esfuerzo, en esta situación de crisis sanitaria, para ofrecer alimentos a los ciudadanos y cubrir nuestras necesidades básicas. Tienen todo mi agradecimiento.

A nivel municipal también habéis impulsado adecuaciones.

El Ayuntamiento está dedicando todos sus esfuerzos a hacer frente a la crisis y proteger a la ciudadanía. Mantenemos únicamente los servicios esenciales, se han intensificado las tareas de limpieza y desinfección, y el personal municipal, prácticamente en su totalidad, está realizando su trabajo desde casa. Nuestra premisa, también en esta situación especial, es dar el mejor servicio posible al ciudadano.

En primer lugar, destacar el comportamiento ejemplar y el grado de compromiso que han mostrado las y los lazkaotarras. Asimismo, considero justo dar las gracias a todo el equipo de trabajadores municipal y poner en valor el trabajo de todas y todos. En esta situación que estamos viviendo, somos más conscientes de la importancia de su trabajo. Por otra parte, no quisiera dejar sin mencionar a aquellos grupos, empresas e individuos que, de una u otra manera, han ofrecido su ayuda voluntaria. De corazón, gracias.

También cabe destacar el trabajo de las y los trabajadores de la residencia Txindoki Zahar y del centro de salud. Se han tomado las decisiones adecuadas y desde la primera línea de la lucha están haciendo un trabajo tremendo.

Económicamente, ¿qué planificación tienen entre manos?

Este estado de alarma, sin duda, tendrá un impacto directo en la economía. El parón es casi total y tener la actividad económica a cero en estos momentos y arrancar después va a suponer mucho trabajo y sacrificio. Por precaución, es previsible que el Ayuntamiento vea reducidos sus ingresos. En esta situación, la Administración debe colaborar. Estamos analizando todas las medidas que han puesto en marcha el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de para paliar el impacto que está teniendo la crisis en el ciudadano y en el tejido económico. Ya hemos aceptado suspender los cobros de diversos impuestos y tasas, y vamos a ir concretando nuevas medidas en colaboración con el resto de instituciones y complementando las medidas que éstas adopten, especialmente las dirigidas a las pequeñas empresas: comercio, hostelería, autónomos, talleres … pero siempre con mucha responsabilidad y prudencia.

¿Qué trámites han realizado para que acudan los lazkaotarras que estaban en el extranjero?

Esta situación ha pillado a muchos ciudadanos fuera de casa. Poco a poco la mayoría ha conseguido volver a casa, a pesar de las dificultades y los momentos duros que han vivido. Estamos intentando tener contacto con todos ellos y ayudarnos en la medida de nuestras posibilidades.

"No hay descanso. El virus sigue adelante, aunque con toda la prudencia del mundo, parece que estamos ante un cambio de tendencia, a la vista de los datos de los casos positivos y las altas, hemos entrado en una fase de estabilización. Sin embargo, debemos actuar para que las consecuencias sean las mínimas posibles en todos los ámbitos. Los aplausos que escuchamos todas las tardes a las 20:00 horas en nuestros balcones representan una de las principales recetas: la colaboración entre las diferentes instituciones y la responsabilidad y compromiso de las y los lazkaotarras; unidos y unidas, seguiremos adelante, seguro".